Jump to content Jump to navigation Jump to search

Countries

Replacewithtranslations
Global
Replacewithtranslations
Albania
Replacewithtranslations
Brazil
Replacewithtranslations
Chile
Replacewithtranslations
France
Replacewithtranslations
Germany
Replacewithtranslations
India
Replacewithtranslations
Ireland
Replacewithtranslations
Netherlands
Replacewithtranslations
Norway
Replacewithtranslations
Peru
Replacewithtranslations
Spain
Replacewithtranslations
Sweden
Replacewithtranslations
Turkey
Replacewithtranslations
United Kingdom
Replacewithtranslations
United States

Cuatro consejos para ahorrar energía

28 Mar, 2020
Pablo Fernández
Senior New Products Developer

La coyuntura actual nos obliga a permanecer en nuestros hogares durante más tiempo del que seguro estamos acostumbrados. En este sentido, estamos cambiando nuestros hábitos o adaptándonos de forma que podamos continuar con nuestras labores desde casa. Sin embargo, esto puede generar que nuestros consumos eléctricos se incrementen considerablemente. Por eso, te compartimos una serie de tips para utilizar eficientemente la energía de tu casa.

Controla la temperatura de tu refrigerador

Normalmente la temperatura ideal para un refrigerador es de +5°C y, si tienes un congelador, esta no debería ser menos de -18°C. Otro dato importante es que dejes enfriar la comida antes de meterla a tu refrigeradora, esto porque los cambios bruscos de temperatura generan que el artefacto trabaje más.

Asimismo, el refrigerador ocupa el 29% de consumo de energía en los hogares del Perú, por lo que es indispensable que abramos la puerta lo menos posible, de manera que se evite un gasto de energía innecesario. Aquí te recomendamos revisar las gomas de la puerta, porque si estas no se encuentran en buenas condiciones no se cerrarán bien.

Aprovechemos el verano

Podemos utilizar el sol para secar la ropa. De no contar con un espacio al aire libre, puedes usar un tendedero interior o habilitar algún espacio temporalmente. Por otro lado, también podemos aprovechar la luz del sol para trabajar, reduciendo el consumo de energía en luces.

Sin embargo, si realmente necesitas iluminar artificialmente tu espacio de trabajo, el uso de luces LED o de bajo consumo puede suponer un 80% menos de gasto energético respecto a luces incandescentes convencionales. Utilizar luces LED permite recuperar la inversión en pocos meses y bajar considerablemente nuestros recibos de luz.

Por otro lado, aún hace calor, por lo que podemos bañarnos con agua muy caliente. Recordemos que las termas eléctricas consumen lo mismo que 15 focos de 100 watts prendidos aproximadamente. Mención aparte merece el uso responsable del agua, dado que el acceso a esta es un privilegio al que no todo el mundo tiene acceso. Por ejemplo, darnos una ducha sin cerrar la llave durante el enjabonado supone gastar más de 200 litros de agua.

¡Apaguemos las luces!

Puede parecer algo lógico y simple, pero siempre es fundamental apagar las luces y los artefactos eléctricos cuando no los estés usando.Una alternativa radica en desconectar aparatos eléctricos que no sea necesario mantener en stand-by cuando no los usamos, por ejemplo: computadores, modems y cargadores de celular son pequeños consumos que se realizan día y noche, incluso durante largos periodos en los que no se hace uso de ellos

En cuanto a las luces, un truco puede ser pegar notas de recordatorio para apagarlas, así siempre estarás constantemente recordando que debes apagarlas cuando salgas de alguna habitación.

Establezcamos horarios

Aquí podemos priorizar el uso de las redes y de la electricidad para horas de trabajo y estudio versus su uso para video, streaming o juegos. Es preferible que durante horas laborales el tráfico de redes sea de uso exclusivo para trabajos y obligaciones, generando una mejor calidad en el servicio.

Por último, no hay necesidad de que cada miembro de nuestras familias esté viendo películas o series cada uno por su cuenta en sus propios aparatos. Si disfrutamos de este ocio todos juntos, no solamente ahorraremos más energía, sino que compartiremos momentos agradables con nuestros seres queridos.


Estas recomendaciones te ayudarán a ahorrar energía, sobre todo ahora que estamos pasando más tiempo en nuestros hogares. Podemos aprovechar este momento para cambiar también nuestros hábitos de consumo eléctrico, a la vez que nos quedamos en casa.

Contenido relacionado