En #ModoInnovación

“Pensar fuera de la caja”, “Hacer las cosas de manera diferente”, “Salir de la zona de confort”, son frases que escuchamos con frecuencia pero difíciles de poner en práctica; sin embargo en la Gerencia de Operaciones, un grupo de ingenieros y técnicos, decidieron dar un primer paso y formar un equipo de innovación

Los hemos visto maniobrando drones, usando lentes de realidad aumentada, realidad virtual, incluso crearon un grupo de Innovación en el Facebook para compartir ideas y últimas tendencias sobre tecnología; y así fue, como jugando, los drones dejaron de ser un simple equipo multimedia para convertirse en una de las herramientas de mayor utilidad para la empresa pues hoy en día son utilizados de para el mantenimiento y supervisión de diversas actividades de alto riesgo, realizadas en líneas de transmisión.  Esto último fue presentado a “Innóvate Perú”, un programa del Ministerio de la Producción que busca incrementar la productividad empresarial, quedando dentro de las 20 propuestas seleccionadas de 99 que se presentaron para desarrollarse en conjunto con la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), entidad que forma parte de este programa y cuyo rol es el de aportar en investigación y desarrollo de soluciones tecnológicas para el diseño y desarrollo de drones.

Para este proyecto el Estado aporta un total de S/. 279 950.00, los mismos que se transfieren de manera programada, en función del término de los hitos del proyecto.     

Es así que esta propuesta viene siendo desarrollada por la PUCP y se encuentra en la etapa de ingeniería de detalle. Además, cuenta con el soporte del grupo de Innovación de Statkraft Perú y tiene como objetivo incrementar la productividad, eficiencia y seguridad de las personas en la inspección y supervisión de líneas de transmisión de alta tensión a través del uso del desarrollo de drones autónomos y de un sistema automatizado y centralizado de información, el cual se hará extensivo a los canales y presas. Asimismo, ayudará a mitigar los tres mayores riesgos de seguridad que tenemos en la empresa: contacto eléctrico, trabajos en altura y transporte.

Más allá de una solución técnica, esta iniciativa potencializa las habilidades de nuestra gente, pues los técnicos de mantenimiento dejarán de hacer actividades manuales que requieren de un expertise básico y que demandan prolongadas horas para ser atendidas, por ejemplo: viajes para la inspección de líneas de transmisión, elaboración de informes; y se concentrarán en actividades que requieren de un mayor análisis y expertise, como la determinación de la condición de equipos y la estimación de tiempos de fallas, que son actualmente realizadas por ingenieros, quienes pasarían a tener funciones de investigación y desarrollo de soluciones innovadoras diversas.

La implementación de esta solución está planeada para finales del 2019.