Mejores capacidades, mejores oportunidades

La Comunidad Campesina de Cahua, ubicada en la provincia de Cajatambo, en la sierra de Lima, se encuentra a 3 kilómetros, aproximadamente, de la Central Hidroeléctrica Cahua, la cual es operada desde el 2008 por Statkraft Perú. La comunidad, si bien cuenta con adecuadas condiciones de clima, suelo y agua, propias de la región geográfica en la que se encuentra, no aprovechaba todo su potencial para la agricultura.

En el 2010, el 90%  de los productores de Cahua no conocían el manejo adecuado del cultivo por lo que tenían una baja producción y los frutos no eran de buena calidad. Además, el 100% del comercio se realizaba mediante intermediarios, lo que generaba que los agricultores vendan sus productos a un menor precio. Ante esta realidad, Statkraft Perú viene implementando desde el 2011 el proyecto "Fortaleciendo capacidades para una mejor fruticultura en Cahua”, el cual ha mejorado la calidad de vida de 150 pobladores, a través del fortalecimiento de capacidades técnicas en fruticultura, lo cual ha repercutido en su nivel de ingresos.

Además, se formó la asociación ASPAIN, para mejorar la organización y el trabajo en conjunto. Con esto, luego de cuatro años de trabajo, la comunidad de Cahua logró comercializar de forma directa sus productos.

Uno de los beneficiaros del proyecto es Ángel Hernández, quien asegura que el proyecto frutícola fue muy beneficioso: “no sabíamos cuidar las plantaciones, tampoco de fertilizaciones. Con la empresa Statkraft Perú, hicimos un análisis de suelo y ahí nos enseñaron a utilizar los nutrientes necesarios para cada plantación, además nos incentivó a asociarnos. Ahora como ASPAIN, vender la fruta es más sencillo, nos juntamos, aportamos y alcanzamos la cantidad requerida por el comprador”.

Ahora que ASPAIN está consolidada y que las ventas han incrementado, la asociación tienen una nueva meta: la exportación. Vale la pena resaltar que a la fecha los ingresos incrementaron en un 55% a través de las mejores ventanas de comercialización. Además, en el 2015 se logró vender 55 toneladas de mango, y en lo que va del 2016, se han vendido más de 60 toneladas, sin duda un hito importante para ASPAIN y Statkraft Perú.

Otros beneficiarios son Rafael Humbertt y Noé Villareal, quiénes entusiasmados comentaron  los avances del proyecto en el siguiente video.