Statkraft: compañías más eficientes y rentables gracias a programas de compliance

17.10.2016 | noticias

En un contexto en el que alrededor de un tercio de las compañías a nivel global se han visto envueltas en casos de corrupción en los últimos 12 meses, una tarea importante para las empresas es establecer un sólido programa de ética empresarial. Por ese motivo, Maja De Vibe, Head of Corporte Compliance de Statkraft, experta en áreas de alto riesgo, estuvo presente en Lima, exponiendo sobre la importancia de la ética empresarial como pilar fundamental para la generación y protección de valor en las empresas.

La experta indica que la corrupción implica elevados costos tanto para la sociedad como para las empresas. “Los estimados de la OCDE muestran que el costo por corrupción es equivalente a más del 5% del PBI mundial (US$2.6 billones, Foro Económico Mundial) con más de UUS$1 billón que se paga en sobornos cada año (Banco Mundial)”, señala.

La especialista de Statkraft indica que trabajar la prevención es esencial en una empresa, puesto que la evidencia muestra que las compañías que brindan la atención y soporte de la gerencia, experimentan claros beneficios. “Las investigaciones soportan el hecho de que tener una buena reputación compensa con menores costos, mayores ventas y la posibilidad de cobrar precios más altos que las empresas con una mala reputación”, sostiene Maja De Vibe.

Para crear un sólido programa de compliance, la experta recomienda que un buen punto de referencia es la “Guía de Buenas Prácticas para las Empresas”,1 publicada por el Grupo de Trabajo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos acerca del Cohecho en las Transacciones Comerciales Internacionales (la “Guía de la OCDE”).

Cabe resaltar que De Vibe formó parte del panel de expositores del II Congreso Internacional de Infraestructura y brindó conferencias sobre el tema a directores y gerentes de diferentes empresas, en espacios brindados por la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía, la Cámara de Comercio Americana y la Cámara de Comercio Peruano Nórdica.