Medio Ambiente

En Statkraft continuamente buscamos soluciones para reducir nuestra huella ecológica. En Perú, nuestras actividades de protección ambiental están enfocadas en controlar y medir la calidad del agua y en el manejo de residuos.

Manejo ambiental: monitoreo caudales y manejo de residuos

Statkraft Perú, en todas sus operaciones, realiza un monitoreo ambiental en materia de calidad de agua, ruido y radiaciones ionizantes en cumplimiento con los instrumentos de gestión ambiental y a la normativa ambiental vigente. Además, durante etapas constructivas realiza monitoreo del aire.

En el caso de la Central Hidroeléctrica Cheves realiza, además, monitoreo biológico (flora y fauna) y de caudal ecológico en el área de influencia de la central.

Por otro lado, en el manejo de residuos, Statkraft Perú cuenta con un sistema de segregación  por fuente, lo que permite separar los residuos según características como: orgánicos, plástico, papel, entre otros. Esta segregación  se realiza en cilindros de colores correctamente identificados.

Los controles ambientales tanto de monitoreo como de residuos son informadas periódicamente a la autoridad competente y al Organismo Estatal de Fiscalización Ambiental (OEFA).

Objetivos generales

Statkraft cumple con el principio de prevención en lo que respecta a los desafíos ambientales.  Asumimos nuestra responsabilidad por los impactos que causamos al medio ambiente durante todo el proceso de generación y contribuimos con el desarrollo y difusión de tecnologías compatibles con el medio ambiente.

Producción de energía compatible con el medio ambiente

El aporte más importante de Statkraft a nivel ambiental es la producción de energía compatible con el medio ambiente.  En el 2010, el 88.1% de la producción de energía de Statkraft provino de fuentes de energía renovables.  La energía hidráulica es altamente eficiente y flexible y se basa en tecnología relativamente simple y que se encuentra bastante desarrollada.  La producción hidroeléctrica puede también contribuir con otros fines, como la reducción de inundaciones, riego, transporte y recreación.
Sin embargo, dado que la energía renovable también afecta la naturaleza, venimos trabajando para proteger el medio ambiente en las inmediaciones de nuestras instalaciones y para reducir el impacto negativo de la producción de energía sobre el medio ambiente.

Principales desafíos ambientales

Las actividades hidráulicas y eólicas representan una afectación paisajística, lo cual implica  cambios en la diversidad biológica, los ecosistemas y el paisaje.  Los cambios en los caudales y niveles de agua, el ruido y la contaminación local del suelo, aire y agua son también otros desafíos que enfrentamos.

Las áreas utilizadas para las actividades de generación eléctrica también pueden servir como hábitats de gran valor para animales y plantas, así como para fines agrícolas o recreativos.  Creemos que podemos dar múltiples usos a estas áreas realizando ajustes según las condiciones locales.

Statkraft trabaja de manera activa y sistemática para identificar medidas correctivas y compensatorias para reducir los potenciales impactos ambientales negativos y realizar esfuerzos por proteger el paisaje y la diversidad natural en todos lugares donde realizamos actividades.  Asignamos importantes recursos a los proyectos de investigación y desarrollo a fin de acumular y continuar desarrollando el conocimiento acerca de los impactos de nuestras actividades.  Utilizamos este conocimiento para identificar medidas que puedan ayudar a reducir los impactos ambientales negativos en la mayor medida posible.  En repetidas oportunidades nosotros mismos nos hemos impuesto restricciones en nuestras actividades para reducir el impacto negativo sobre la estética paisajística, la diversidad biológica, los lugares de recreación al aire libre y los monumentos culturales.